Valoraciones de Empresas

Confía en una empresa con años de experiencia.

Contacta con nosotros

Cómo realizamos la Valoración de tu Empresa

Partiendo de un análisis exhaustivo de la empresa, actividad que desempeña, situación económico-financiera, posición en el sector y mediante los métodos más apropiados para valoraciones, llegaremos a un valor objetivo y detallado de la empresa.

Valoración de empresas: Metodología

El valor de las acciones o participaciones de una empresa, suponiendo su continuidad, proviene de la capacidad de la misma para generar dinero (flujos) para los propietarios de las acciones o participaciones.

El valor de un bien es lo que una persona paga o está dispuesta a pagar por él. El valor de las acciones de una empresa es lo que los inversores están dispuestos a pagar por ellas. Lógicamente, lo que un inversor está dispuesto a pagar por las acciones depende de lo que espera obtener de ellas en el futuro.

El método más utilizado y conceptualmente correcto para valorar una empresa es el “Descuento de Flujos de fondos”, considerando la empresa como un ente generador de los mismos.

Por ello, utilizamos para valorar empresas dicho método, dejando a un lado otros métodos conceptualmente incorrectos aunque se siguen utilizando con frecuencia.

Etapas básicas de una valoración de empresa por descuento de flujos:

a).- Análisis financiero: donde analizamos la evolución de las cuentas de resultados y balances, flujos generados por la empresa, inversiones, salud financiera y ponderación del riesgo del negocio.

b).- Análisis estratégico y competitivo: evolución del sector y comparación de la empresa en cuestión con el mismo.
c).- Proyección de los flujos futuros:

" Previsiones financieras: proyecciones de las cuentas de resultados y balances, flujos generados por la empresa, inversiones a realizar, financiación, valor residual.

" Previsión estratégica y competitiva: posición competitiva de la empresa con respecto al sector.

" Consistencia de las previsiones de flujos: análisis de las previsiones realizadas, comparación con las cifras históricas.

d).- Determinación del coste (rentabilidad exigida) de los recursos: donde calculamos el coste de la deuda, rentabilidad exigida a las acciones y en definitiva el coste ponderado de los recursos.

e).- Actualización de los flujos: consiste en actualizar los flujos previstos a su tasa correspondiente, actualizar el valor residual. De aquí nos resulta el valor de las acciones.

f).- Interpretación de los resultados: comparación del valor obtenido con el valor contable (fondos propios de la empresa), comparación con empresas similares, análisis de la sensibilidad del valor a cambios en los parámetros fundamentales.

De esta forma, llegamos a un valor objetivo de la empresa sobre la cual realizamos el estudio, sirviendo este dato como referencia a la hora de vender la empresa o de tomar decisiones fundamentales para el funcionamiento de la misma como pueden ser remuneraciones a directivos, entrada de nuevos inversores, etc.

VALORACION DE EMPRESAS

La valoración de una empresa requiere de un proceso minucioso y exhaustivo, que haga posible que los clientes obtengan los beneficios pactados, y que por nuestra parte, la fama y el prestigio que tiene Memory Consulting, perdure por muco tiempo más en boca de todos los interesados.

El objetivo último de la valoración de las empresas, no es otro sino el de ver con detalle el negocio en cuestión, valorando todos los aspectos que se consideran relevantes para una valoración de la empresa óptima, y para ampliar el beneficio que reciban las partes implicadas.

El valor de la empresa interesa saberlo para situaciones en las que se necesita conocer el importe asignado en función de los pasivos, los activos y de la propia capacidad de la empresa para generar resultados.

La utilidad de esta operación en empresas que quieren saber su valoración, es muy variada, pero en líneas generales, sirve para buscar la máxima efectividad y eficiencia de la misma, que haga aumentar los beneficios netos de la misma, y la posición en el mercado actual del sector, respecto a empresas de la competencia.

VALORACION DE EMPRESAS: ANALISIS

De manera resumida, hemos mencionado con anterioridad, la forma de proceder respecto al momento en el que se decide hacer una valoración de una empresa.

Ese análisis exhaustivo de la empresa del que se debe partir por parte de los profesionales en la materia, consta de varios apartados de igual importancia unos que otros:

  • Conocer la actividad que desempeña la empresa, y dentro de qué entorno se enmarca y funciona.
  • Ver en qué situación económica y financiera se encuentra la empresa en ese preciso momento.
  • Visualizar su posición en el sector, y valorar su relación con la competencia en los mismos términos.

Este análisis previo del que hablamos, requiere de expertos que sepan como ejecutar cada proceso dentro de la valoración empresarial, y en ese sentido, contamos con el equipo de profesionales necesario para alcanzar los resultados deseados, tanto en tiempo como en forma.

VALORACION DE EMPRESAS: METODOLOGIA

Las participaciones de una empresa, o en su defecto, el valor de las acciones de una empresa, en aquellos en los que exista continuidad, tiene su origen en sí mismo, y de forma concreta, en la manera de generar dinero o flujos de valor para los propietarios de las participaciones o las acciones en cuestión.

Entrando aún algo más en detalle, también asumimos que el valor de un bien es lo que alguien está dispuesto a pagar por ello, de forma que el valor de las acciones es lo que los accionistas están dispuesto a pagar por ellas, y ahí se instaura el pensamiento de inversión e innovación, ya que la cantidad que se perciba en el futuro dependerá de lo que invierta en el presente.

Todo esto implica una serie de métodos que ayudarán a valorar una empresa de la manera más asequible posible, igual que con todo lujo de detalles en cuanto a la cantidad que se haya invertido, y ese tipo de detalles que tanto importan antes de comenzar un análisis en profundidad de lo que es la valoración de una empresa.

En la actualidad, el método más utilizado para valorar una empresa, es el llamado descuento de flujos de fondos, ya que considera al negocio como un generador de esos flujos de fondos.

Un flujo de fondos no es más que un movimiento de efectivo, en sentido entrada o salida, que es generado por las operaciones de todo tipo que se realizan en las empresas, tales como las operaciones comerciales, financieras y por supuesto, económicas.

VALORACION DE EMPRESA METODOLOGIA POR DESCUENTO DE FLUJOS

Existen varios pasos que deben realizarse para una correcta valoración de empresas por el método del descuento de flujos, éstos son los siguientes:

  • Análisis financiero: balances de cuentas, inversiones y en suma salud financiera de la empresa.
  • Análisis competitivo y estratégico: donde se aprecie la evolución del sector que lo sustenta.
  • Proyección de los flujos del futuro: donde se efectúen previsiones financieras, estratégicas y competitivas, y donde exista consistencia en las previsiones de los flujos, y se puedan comparar con cifras históricas de anteriores análisis.
  • Coste exacto de los recursos: coste de la deuda y la rentabilidad que se exige a las acciones.
  • Actualización de los flujos: actualizando el valor residual, da como resultado el valor definitivo de las acciones.
  • Interpretación de resultados: comparar lo obtenido con la contabilidad y con empresas del mismo tipo.

Así es como se llega al valor objetivo de la empresa, que es el valor sobre el que hay que realizar el estudio posterior, y que sirve como referencia si se pretende vender la empresa, ejecutar acciones de expansión, o cualquier otra acción empresarial que repercuta en el valor de la misma.

VALORACION DE EMPRESAS EN MADRID: PORQUE

Saber como va la empresa es una cuestión de necesidad, y con esta valoración de empresas que estamos explicando, se pretende, como principal objetivo, buscar la máxima eficiencia que se pueda derivar del propio trabajo, y por supuesto, de la modificación de aquellos factores que puedan estar interviniendo de manera inadecuada en la evolución del negocio.

Las mediciones que se pueden hacer con una valoración de empresas son las siguientes:

  • Medición del coste de los bienes y servicios, para poder disponer de una política de precios ventajosa y beneficiosa en todos los sentidos.
  • Medición del aporte que puede suponer la contratación de un nuevo empleado, para conocer las ventajas de su contratación y el tipo de retribución que se puede asumir con él.
  • Medición de la rentabilidad de proyectos de inversión, para así saber si se puede hacer frente a él, o bien habría que desecharlo por falta de garantías de su cumplimiento.
  • Medición de cuanto costaría valorar alternativas de financiación dentro de la propia empresa que se encuentra en proceso de valoración.
  • Medición de obligaciones tributarias, saber qué tipo de deducciones fiscales existen y así poder establecer el foco de los incentivos fiscales que se pueden aplicar, por ejemplo.
  • Medición del importe del beneficio fiscal, es decir, contabilizar ingresos y gastos y establecer un balance económico-financiero de empresa.

Al fin y al cabo, medir el momento actual de la empresa, va a servir para decidir sobre cuál es el camino más adecuado para seguir avanzando, o bien, sobre qué tipo de pautas se deben adoptar para maximizar los beneficios de la empresa, y para optimizar todos los procesos organizacionales.

VALORACION DE EMPRESAS MADRID: FINALIDAD

La casuística es muy variada en este sentido, y de igual forma que se sabe que el trabajo que se realiza hoy, repercutirá en el mañana, hay muchas decisiones dentro de la empresa que se toman sin saber los derroteros que guiarán el desarrollo de la empresa y la organización como tal.

En este sentido, interesa saber los motivos por los que se deciden los empresarios a valorar sus empresas.

En ocasiones en las que se esté pensando en vender la empresa, interesa saber en qué situación está la misma, y el tipo de gastos indirectos que pueden derivarse de dicha venta. Una valoración objetiva de ambas partes puede beneficiar sobremanera, el resultado que se obtenga tras tener los datos de la valoración de la empresa.

En el caso en el que interese la obtención de nuevos recursos, con el objetivo final de conseguir inversiones de nuevo calado o expandir la empresa propia, es preciso que durante la negociación el precio de entrada esté presente tanto para accionistas como para empresarios.

Cuando dos empresas se fusionan, se unen las sinergias de cada una, y los resultados alcanzados son mucho mayores, ya que afrontan la actividad con más fortaleza y decisión.

Al realizarse una transmisión de patrimonio hereditaria, también es bueno valorar la empresa, con el fin de conseguir la máxima igualdad posible entre las diversas partes de la herencia, motivadas por el número de hijos del empresario.

VALORACION DE EMPRESAS: CONFIANZA

Nuestra empresa, experta en análisis financieros y valoraciones de empresas, cuenta con todos los sellos de calidad y confianza que permiten desempeñar la función que nos ocupa de la mejor manera posible.

En este sentido, contamos con un sello de calidad E-commerce Europe Trust, el sello de Confianza Online y el sello de Confianza en Línea, y además somos una empresa miembro del IBBA (International Business Brokers Association).

Todos estos son datos que implican un compromiso total de la empresa con todos sus clientes, que tanto de forma presencial como en formato online, establecen lazos de unión y cercanía, para que los resultados que se obtengan siempre sean los esperados por ambas partes.

En definitiva, la valoración de una empresa implica una serie de conocimientos, experiencia y procedimientos, que únicamente aquellos que estamos inmersos en el mundo financiero, somos capaces de abordar con sentido y con éxito asegurado de cara a los clientes.