Valoraciones de Empresas

Confía en una empresa con años de experiencia.

Contacta con nosotros

Cómo realizamos la Valoración de tu Empresa

Partiendo de un análisis exhaustivo de la empresa, actividad que desempeña, situación económico-financiera, posición en el sector y mediante los métodos más apropiados para valoraciones, llegaremos a un valor objetivo y detallado de la empresa.

Valoración de empresas: Metodología

El valor de las acciones o participaciones de una empresa, suponiendo su continuidad, proviene de la capacidad de la misma para generar dinero (flujos) para los propietarios de las acciones o participaciones.

El valor de un bien es lo que una persona paga o está dispuesta a pagar por él. El valor de las acciones de una empresa es lo que los inversores están dispuestos a pagar por ellas. Lógicamente, lo que un inversor está dispuesto a pagar por las acciones depende de lo que espera obtener de ellas en el futuro.

El método más utilizado y conceptualmente correcto para valorar una empresa es el “Descuento de Flujos de fondos”, considerando la empresa como un ente generador de los mismos.

Por ello, utilizamos para valorar empresas dicho método, dejando a un lado otros métodos conceptualmente incorrectos aunque se siguen utilizando con frecuencia.

Etapas básicas de una valoración de empresa por descuento de flujos:

a).- Análisis financiero: donde analizamos la evolución de las cuentas de resultados y balances, flujos generados por la empresa, inversiones, salud financiera y ponderación del riesgo del negocio.

b).- Análisis estratégico y competitivo: evolución del sector y comparación de la empresa en cuestión con el mismo.
c).- Proyección de los flujos futuros:

" Previsiones financieras: proyecciones de las cuentas de resultados y balances, flujos generados por la empresa, inversiones a realizar, financiación, valor residual.

" Previsión estratégica y competitiva: posición competitiva de la empresa con respecto al sector.

" Consistencia de las previsiones de flujos: análisis de las previsiones realizadas, comparación con las cifras históricas.

d).- Determinación del coste (rentabilidad exigida) de los recursos: donde calculamos el coste de la deuda, rentabilidad exigida a las acciones y en definitiva el coste ponderado de los recursos.

e).- Actualización de los flujos: consiste en actualizar los flujos previstos a su tasa correspondiente, actualizar el valor residual. De aquí nos resulta el valor de las acciones.

f).- Interpretación de los resultados: comparación del valor obtenido con el valor contable (fondos propios de la empresa), comparación con empresas similares, análisis de la sensibilidad del valor a cambios en los parámetros fundamentales.

De esta forma, llegamos a un valor objetivo de la empresa sobre la cual realizamos el estudio, sirviendo este dato como referencia a la hora de vender la empresa o de tomar decisiones fundamentales para el funcionamiento de la misma como pueden ser remuneraciones a directivos, entrada de nuevos inversores, etc.